lunes, 27 de octubre de 2014

Voy a hacer una manta. Segunda parte.

Para una ganchillera el otoño es una estación estupenda para empezar proyectos con lana. Es muy agradable sentarte en el sofá con una rica infusión y tu cesto de lanas y ponerte manos a la obra. El pasado mes de mayo te contaba que iba a hacer una manta . Mi primera manta. Y hoy te quiero contar cómo va.
 
Si pienso en una manta de lana, lo primero que me viene a la mente es una manta de grannys y muchos colores. Una manta cálida que me acompañe en los días fríos de invierno pero que a la vez decore cualquier rincón de la casa.
 

Es un proyecto a largo plazo, al que le tienes que dedicar muchas horas pero poquito a poco. Se trata de disfrutar de ella y no agobiarse. Al final resulta un poco monótono porque siempre se repite el mismo granny y sólo tienes que pararte para decidir los colores que quieres combinar. Aunque tan bien es verdad que tienes que hacer tantos que ya coges los ovillos y los combinas totalmente al azar.


Para no perder la motivación y conseguir terminarla para este invierno, he decidido ir cosiendo los grannys y ver como va quedando. Admito que me tiene totalmente enamorada. Es justo lo que andaba buscando en mi primera manta (y creo que única manta en mucho mucho tiempo).


Ahora mismo llevo 120 grannys y cosidos 76. A los colores iniciales que elegí, le he incorporado alguno más y ha sido todo un acierto. Le aporta contraste. Y respecto al tamaño.... tenía claro que no la quería excesivamente grande pero todavía tengo que hacer un montón de grannys, y ya tengo decidido que el tamaño será hasta donde lleguen los ovillos que tengo. No quiero que me sobre lana.

Prometo ponerme todas las noches un ratito con ella y enseñártela muy pronto ya terminada. Mientras tanto ya sabes que tenemos una cita todos los lunes por la mañana. Para empezar la semana con algo divertido y que te alegre.
 
Feliz Lunes


lunes, 20 de octubre de 2014

5 diy kit que te encantarán!!

No sé si te pasará a ti también pero es escuchar la palabra kit y la palabra diy y se me disparan los cinco sentidos. Me encantan. Me parece genial si quieres probar nuevos proyectos porque tienen todo lo que necesitas para hacer una labor concreta. Yo lo veo como una versión de los monográficos pero para hacer en casa tranquilamente y sin prisas, como mi monedero búho con el que disfruté tanto.

Hoy te traigo 5 diy kit que me apunto para probar en cuanto tenga un hueco. Son divertidos, ingeniosos y espero que no te dejen indiferente. Yo ya estoy pensando en la navidades y en los regalos de Reyes ;)  . Total si en el súper ya están los turrones y los polvorones...... 

Te puedes encontrar kit de todo tipo y para todos los gustos. No tienes escapatoria. Y para muestra un botón.


Loopymango


 

Dandelyne

Red Gate Stitchery
 

Crealoo


 
Ya me contarás que opinión te merecen los diy kit, si te gustan, si los has probado alguna vez o mejor todavía, si conoces otros que a lo mejor a mí también me pueden gustar.
 
¡¡Feliz Lunes!!!

lunes, 13 de octubre de 2014

Bastidor para tus pendientes

Otro lunes que estamos aquí y hoy estoy muy contenta. Creo que te va a encantar esta idea. Supongo que también te pasará a ti, nos falta tiempo. Yo siempre ando corriendo de un sitio para otro y pensando y recordando todo lo que tengo que hacer. A qué te suena, seguro que sí! Por eso disfruto tanto con el ganchillo, me relaja y consigo tener la sensación de que me he dedicado un ratito para mí, sólo para mí. Y siempre por la noche intento coger un poco la aguja, es mi manera de desconectar. (este momento también me está sirviendo para darme cuenta que cada vez veo menos. Acabaré con gafas!)
 
En fin a lo que vamos, hoy te traigo un proyecto de ganchillo fácil y muy coqueto. Se hace en poquito tiempo y eso me encanta. A veces  si tardamos mucho en terminar una labor como que nos entra la pereza y le vamos dedicando menos tiempo y con este bastidor para tus pendientes no te va a pasar
 


A mí me encantan los pendientes y creo que es una manera divertida de tenerlos organizados y siempre a la vista. Cuando voy de viaje se ha convertido en el objeto de recuerdo que compro y tengo un montón. Y tú, ¿qué compras?
 
 
Si te gusta la idea pero necesitas un patrón que seguir, no te preocupes, también he pensado en ello. Cuando te enseñé los marcos de ganchillo te dejé varias opciones sencillas y fáciles que incluso si estás empezando podrás seguir sin problemas.
 
Feliz Lunes
 
 
 
 

lunes, 6 de octubre de 2014

DIY: tiritas de colores

A veces creemos que podemos con todo y no es así. Suceden cosas que hacen que nuestras prioridades cambien y ese es el motivo por el que durante el mes de Septiembre sólo publique una entrada en el blog.

En fin, dicho esto, tengo ya energía suficiente para empezar a publicar todos los lunes en el blog y traerte cosas divertidas, curiosas y adorables que espero que te gusten tanto como a mí. Hoy quiero enseñarte un diy con el que hacer unas tiritas customizadas!! A los peques de casa les van a encantar y seguro que van a querer ponerse una de estas tiritas sin necesidad de tener alguna pupa.

Son muy sencillas de hacer y no te llevará mucho tiempo, anímate!!. Además los materiales que vas a necesitar seguro que los tienes en casa: tijeras, telas, tiritas, cinta adhesiva para dobladillos y una plancha que estoy segura que no te importará encenderla para hacer estas tiritas tan  divertidas.



 



 
Feliz Lunes

lunes, 1 de septiembre de 2014

Bagels y vuelta al blog

Lo admito, se me hace raro sentarme delante del ordenador y preparar ese post después de este parón vacacional. Mi verano este año ha sido un poco extraño, he tenido un poco de todo y te confieso que tenía planeado hacer muchas cosas y sólo he hecho unas pocas. Pero vamos al lío, que si de una cosa disfruto es del blog!!
Nunca hubiera pensado que empezaría esta nueva temporada en el blog con una receta. Es algo que de vez en cuando pongo pero no es la temática principal del blog, pero este verano  he cocinado tanto y he comido tanto que al final tuve que empezar a preparar fotos pensando en futuras entradas.
La receta que te traigo hoy, son unos deliciosos bagels. Panecillos de origen judío perfectos para el desayuno, el almuerzo o la merienda. Y como no, para un brunch perfecto. Puedes rellenarlos de lo que más te guste, dulce o salado y ya te adelanto que estarán deliciosos.

Nunca he preparado masas  y mucho menos panes pero me ha encantado la experiencia de amasar. Es divertidísimo y sientes una sensación de bienestar cuando trabajas la masa con tus manos que creo que debería ser una experiencia de obligado cumplimiento para todo el mundo. Lo dejo caer ;)
No es nada difícil, al contrario. Además, es una manera de disfrutar de las pequeñas cosas, de las cosas sencillas y naturales y que hay más natural que el pan? A mí no se me ocurre nada.


 

Los ingredientes que vas a necesitar son:
  • 20 grs de levadura fresca
  • 2 cucharadas soperas  de azúcar blanco
  • 300 ml de agua tibia
  • 500 grs de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • Semillas de amapola o de sésamo tostado (opcional)
Y para la preparación, estos son los pasos:
  1. Diluye la levadura en un poco de agua tibia.
  2. En un recipiente grande mezcla la harina, la sal y el azúcar. Después, haz con ellos una pequeña montaña como si fuera un volcán y añade la mezcla anterior y el resto del agua poco a poco.
  3. Trabaja la masa durante unos 10 minutos y después cúbrela con un paño húmedo y deja que repose al menos una hora y cuarto. Verás cómo crece la masa!!
  4. Divide la masa en 8 o 10 porciones iguales.
  5. Trabaja cada porción amasándolas un poco. Para hacer el agujero característico de los bagels, tan sólo tienes que introducir un dedo en el centro de cada una de las porciones.
  6. Cubre de nuevo la masa con el paño húmedo y deja que reposen 15 minutos.
  7. Precalentamos el horno a 200 ºc
  8. Ponemos a calentar agua y en el momento en que rompa a hervir, bajaremos el fuego. En este agua iremos poniendo cada uno de los bagels un minuto por cada lado. Los retiramos y los iremos dejando ya en la bandeja del horno. Si quieres puedes añadir semillas de sésamo o de amapola.
  9. Hornear unos 20-25 minutos y listos!!

Espero que te haya gustado esta receta de bagels al menos lo suficiente para que te pique la curiosidad y te animes a hacerlos. Sorprenderás a todos en casa. Y no te preocupes porque los puedes congelar sin problemas y cuando los vayas a comer sólo tendrás que partirlos, ponerlos en la tostadora y listo!

Blogging tips